Así crecemos blog · Identidad de una madre

La identidad de una madre

September 16, 2017

Cuando nos convertimos en madres nuestro tiempo, pensamientos, preocupaciones, sueños y demás se ven ocupados en su mayoría por esa nueva persona que nos necesita tiempo completo.

La persona que éramos sigue ahí pero no tiene el protagonismo de antes. Tiempo después, cuando las cosas bajan de intensidad, nos vamos conectando de nuevo con nosotras mismas para darnos cuenta, como en mi caso, que no somos las que éramos antes.

Al convertirme en mamá de repente dejé de ser Mariana, y pasé a ser “la mamá de Sara”

Es fácil sentirse un poco perdida en la maternidad. Estoy segura que no soy la única que se ha preguntado ¿quién era yo antes de ser mamá?

En algunas ocasiones ciertas amistades dejan de tener sentido, las rutinas cambian y las prioridades se aclaran.

En la escuela, el pediatra, las clases de natación, soy “la mamá de Sara”.  Con los años, Sara crece y se vuelve cada vez más independiente y yo me reencuentro con Mariana: no es la de antes pero no sé muy bien quién es ahora. Lo noto en cosas pequeñas, como cuando tengo que afrontar una decisión difícil, o en cosas más simples como cuando necesito ropa pero ya no sé qué le gustaría ponerse a la Mariana de hoy.

Muchas veces debemos perdernos para encontrarnos.

A veces nos desconectamos de nosotros mismos y de repente no nos identificamos con la persona que éramos hace unos meses.  El cambio es bueno, y es aún mejor cuando viene acompañado de un proceso de evolución y autoconocimiento. Es  aprender qué nos gusta y cuál es nuestra nueva forma de ver la vida. Debemos tener paciencia para entender y admiración pues este procesa implica cambio, evolución y crecimiento.

Algunas cosas que me han ayudado en este proceso

  • Paciencia conmigo misma; recordar que está bien sentirme así. 

 

  • Caminar en las mañanas, me ayuda a despejar la mente antes de empezar mi día y es un excelente momento para pensar en mis metas y objetivos personales.

 

  • Crear pizarras de inspiración en Pinterest. Es una manera divertida de visualizar lo que más me gusta y encontrar mi propio estilo.

 

  • Realizar actividades que me gustan, como salir con mis amigas, ir de viaje o de compras.

 

  • Hablar con otras mamás o mujeres con gustos similares a los míos, el #asícrecemosbookclub me ha ayudado a conocer chicas que están pasando por situaciones similares y me motivan muchísimo.

Perderse no tiene nada de malo, nos da un momento para detenernos y reflexionar. Conocer a esta nueva persona con la misma amabilidad a la que trataríamos a una nueva amiga es fundamental para nuestro crecimiento.

Mamás, ¿se sienten identificadas? Como siempre les recuerdo que pueden contactarme en mis redes sociales. ¡Me encantan sus comentarios, conocer más de ustedes y lo que piensan!

Un abrazo

Fotografía: Mariam Wo Ching para Hija de Tigre

Previous Post Next Post

Si te gustó este post

Leave a Reply